Elige tu propio camino

Ataques de Ansiedad ▷ Trastorno de Pánico

➤ Blog Psicóloga Palma de Mallorca

Ataque de ansiedad | ataque de pánico

"De repente, sentí una tremenda ola de miedo sin motivo alguno. Mi corazón latía con fuerza, me dolía el pecho, y no podía respirar. Pensé que iba a morir."

¿Que es un Ataque de Ansiedad?

Un ataque de ansiedad (también llamado ataque de pánico) es la aparición repentina de miedo o malestar intenso que alcanza su punto máximo en cuestión de minutos, y durante el cual se producen diversos síntomas psicológicos y físicos.

Estos síntomas suelen incluir ritmo cardíaco acelerado, sudoración, temblores, falta de aliento, sofocos y mareos, así como una sensación de fatalidad inminente, dolor abdominal, escalofríos, náuseas, dolor de pecho, dolor de cabeza, entumecimiento y hormigueo.

“No podía respirar y mi corazón latía muy rápido. Me tiré al suelo, pero las sensaciones no desaparecieron. El pecho me dolía, tenía la cara entumecida y empecé a sentir que estaba desconectada de mi cuerpo, como si no fuera yo misma.”

“Intenté huir, pero fue inútil, las sensaciones vinieron conmigo. Pensé que mi cuerpo estaba colapsando, y que pronto moriría. Pero 20 minutos más tarde los síntomas bajaron, aunque seguía muy, muy ansiosa. No tenía ni idea de que me había pasado, pero sentía un miedo terrible de que me volviera a ocurrir”.

¿Qué es un trastorno de pánico?

Un trastorno de pánico es un diagnóstico que se da a las personas que experimentan ataques de ansiedad recurrentes.

Todo el mundo experimenta sentimientos de ansiedad y pánico en ciertos momentos, pero para alguien con trastorno de pánico, los sentimientos de ansiedad, estrés y pánico ocurren frecuentemente, en cualquier momento, y a menudo sin razón aparente.

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de ansiedad?

Según el manual de referencia de los psicólogos (DSM-5) los síntomas de un ataque de pánico son:

➣ Síntomas Físicos

Palpitaciones y aceleración del ritmo cardíaco
Opresión en el pecho
Sudoración
Temblores
Sensación de ahogo
Nausea y dolor abdominal
Aturdimiento o mareos
Sensaciones de frío o calor
Escalofríos y entumecimiento

➢ Síntomas Mentales

Miedo a morir
Sentirte desconectado del cuerpo
Miedo a volverte loco

Para recibir un diagnóstico de trastorno de pánico, durante el ataque de pánico deben presentarse cuatro o más de los síntomas mencionados.

¿Varían los síntomas de una persona a otra?

Los síntomas físicos tienden a ser los mismos, pero el foco del miedo tiende a variar en cada persona. Algunas personas temen colapsarse, otras un ataque al corazón o la sensación de pérdida de control.

Las situaciones que desencadenan un ataque de ansiedad pueden variar también:

  • Pánicos nocturnos
  • Espacios confinados
  • Miedo de estar lejos de casa o en un espacio abierto (agorafobia)
  • Pánico inducida por preocupación
  • Pánico provocado por los recuerdos de un trauma
  • Miedo a las situaciones nuevas
  • Otra situación que tenga implicaciones negativas para la persona

Causas de los Ataques de Ansiedad

Aunque las causas de los ataques de ansiedad y del trastorno de pánico no están del todo claras, la tendencia a tener ataques de pánico es hereditaria y suele ser activada por un estrés grave o por eventos traumáticos.

  • Predisposición genética: algunas personas por nacimiento son más propensas a desarrollar ataques de ansiedad en circunstancias concretas. En cambio otras personas no podrían tener un ataque de pánico aunque quisieran.
  • Ambiente durante la infancia: de niño, puedes haber crecido en un ambiente que por una razón u otra, no te enseñaron que el mundo era un lugar seguro en el que podías perseguir felizmente sus metas. Tal vez por una muerte temprana en la familia, una enfermedad grave, o algún otro problema grave como el alcoholismo o divorcio de los padres.
  • Estres al hacerse adulto: El estrés grave, por ejemplo debido a la pérdida del trabajo o de un ser querido también puede desencadenar ataques de pánico.

Consecuencias

Las consecuencias de los ataques de pánico a corto plazo suelen ser:

  • Insomnio y problemas de sueño.
  • Aumento o disminución del apetito con el consecuente aumento o pérdida de peso.
  • Falta de concentración, lo que tiene un efecto negativo en la fijación de la memoria.

A largo plazo:

  • La tensión acumulada y la falta de sueño, pueden acabar afectando a tu sistema inmune, aumentando tus posibilidades de contraer una enfermedad.
  • Se estima que el 50% de las personas que padecen un trastorno de ansiedad acaban desarrollando también depresión.
  • A un nivel psicológico también puede llevarte a perder la confianza en ti mismo pudiendo tener un impacto muy negativo en tu vida personal y laboral.

Más sobre las consecuencias de los ataques de ansiedad

Tratamiento del Trastorno de Pánico

Numerosos estudios han demostrado que el tratamiento más efectivo para el trastorno de pánico es la Terapia Cognitiva Conductual (TCC).

Un terapeuta cognitivo conductual se enfoca en modificar tus respuestas de ansiedad, y reemplazarlas por conductas y pensamientos que contrarresten los síntomas de las Crisis de Angustia, así como fomentar pensamientos y emociones que te causen bienestar.

En este tipo de tratamiento, aprenderás conductas de afrontamiento y el terapeuta te proporcionará técnicas efectivas para superar las Crisis de Ansiedad.

¿Cuánto dura el tratamiento de un trastorno de pánico?

Usualmente el tratamiento suele durar entre 2 y 5 meses, aunque puede variar dependiendo de la gravedad del Trastorno de Pánico, del plan de trabajo del psicoterapeuta, la frecuencia de las consultas y sobretodo de la actitud del paciente.

Técnicas de relajación y respiración

Habitualmente en las primeras sesiones el psicólogo enseña a sus pacientes técnicas de relajación para ayudarle a lidiar con la ansiedad, las dos más habituales son:

  • Ejercicios de respiración: el objetivo de esta técnica es que te concentres únicamente en tu respiración, dejando de lado los síntomas de la ansiedad y enfocándote en tu nariz, fosas nasales, pulmones y diafragma, respirando constantemente, relajando los músculos de tu cuerpo y soltando toda la tensión que puedas sentir.
  • Relajación muscular progresiva:,paso a paso vas tensando y relajando diferentes músculos de tu cuerpo. El siguiente audio te puede servir como guía para practicar esta técnica.

Ambas técnicas de relajación requieren de practica y repetición para ganar efectividad, pero pueden serte muy útiles para vencer la ansiedad.

Meditación y Minfulness para Calmar tu mente

Muchos de mis pacientes han encontrado en la meditación y el minfulness, un espacio para conectarse con lo más profundo de sí mismos y descubrir las herramientas que tienen para afrontar las crisis de pánico. Además, esta práctica refuerza la voluntad y el control de la mente sobre el cuerpo.

Te recomiendo ver el siguiente video de 4 minutos si quieres saber más sobre el mindfulness.


Tratamiento farmacológico de la Ansiedad

Este método es usado cuando las Crisis de Pánico son tan intensas que le impiden a la persona continuar con su vida cotidiana y avanzar en la terapia.

  • Los medicamentos de corte ansiolítico, te pueden ayudar a calmar tus nervios y disminuir la ansiedad, e incluso te pueden ayudar a dormir mejor y regular tu estado de ánimo.
  • Si presentas otras complicaciones, como depresión, los antidepresivos también pueden figurar en tu receta médica.

En cualquier caso, ten en cuenta que sólo un psiquiatra o un médico pueden recetar medicamentos.

El tratamiento farmacológico puede hacer desaparecer las crisis de pánico, pero al dejar de tomar los medicamentos, los ataques de ansiedad normalmente vuelven si no has modificado conductas y pensamientos. Sólo recomiendo este tipo de tratamiento para disminuir los síntomas en los casos más graves y poder avanzar en el tratamiento.

Ejercicio físico

Aunque pueda sonar algo poco efectivo, realmente el ejercicio físico puede ayudarte a afrontar los Ataques de Pánico. Hacer deporte te permite descargar tensiones y relajarte, además, provoca la producción de serotonina y dopamina, neurotransmisores relacionados con el placer, el bienestar, la felicidad y la regulación del estado de ánimo.

Probablemente el ejercicio no haga desaparecer tus Crisis de Angustia por si sólo, pero puede ser una herramienta más que puede ayudarte a superarlos más fácilmente.

Preguntas Frecuentes sobre las Crisis de Ansiedad

La mayoría de pacientes que trato con Trastorno de Pánico y Ataques de Ansiedad suelen hacerme preguntas parecidas en las primeras sesiones: "¿Cuánto dura un ataque de pánico" "¿qué causa mis Crisis de Angustia?" "¿Son peligrosas?" "¿Me estoy volviendo loco?" "¿Puedo morir?". Empecemos por el principio...

¿Cómo es un ataque de pánico?

Los ataques de pánico causan una variedad de síntomas de ansiedad que pueden ser aterradores para el individuo que experimenta el ataque.

Como te mencionaba, algunas personas confunden las crisis de ansiedad con los ataques cardíacos u otra afección y muchos creen que se están muriendo. Otros sienten una mezcla de dudas sobre sí mismos o una sensación de fatalidad inminente.

A parte, es habitual sentir vergüenza de tener ataques de ansiedad y ocultarlo a amigos, familiares e incluso a los profesional de la salud mental, lo que sólo empeora la situación.

El siguiente es un ejemplo de un típico ataque de ansiedad iniciado por agorafobia tal como lo describe uno de mis pacientes:

Una vez en el autobús, siento que estoy atrapado. Comienzo a tensarme y empiezo a sudar. Trato de calmarme, pero cada vez es peor. Me aferro a algo para tratar de sentirme más estable, pero en mi cabeza se refuerza la idea de que algo malo está a punto de suceder y siento que no puedo escapar.

Se me acelera la respiración, me siento mareado y tengo sensación de irrealidad y miedo a desmayarme. ¿Y si todos se dan cuenta y acabo tirándome al suelo babeando y sin poder hablar? Salgo corriendo del autobús en la próxima parada, sin poder respirar, y sin esperar a mi estación. Pensando que no volveré a subirme a un autobus en lo que me queda de vida.

¿Cuánto dura un ataque de ansiedad?

La duración de un ataque de ansiedad suele oscilar entre 10 y 30 minutos, aunque en algunos casos se han reportado ataques de ansiedad de aproximadamente una hora, pero son poco habituales.

¿Cuánto dura un ataque de pánico?

Si crees que tus ataques de ansiedad duran mucho más de una hora, ten en cuenta que el ataque de ansiedad acaba, pero algunos de sus síntomas, y el miedo a que se repita pueden tardar más en desaparecer.

¿Son habituales los ataques de ansiedad?

Son bastante comunes, se estima que entre un 7 y un 9% de la población sufre ataques de pánico, incluso el doble de esta cantidad si se tienen en cuenta ataques de ansiedad más suaves.

¿Quién es más propenso a sufrir un ataque de ansiedad?

  • Los ataques de pánico son más comunes en mujeres, con una proporción de 3 mujeres por cada 2 hombres.
  • La mayoría de los ataques de pánico empieza alrededor de los 20 años de edad, pero pueden ocurrir a cualquier edad.
  • A menudo están asociados a eventos estresantes o a traumas del pasado o del presente.

¿Me estoy volviendo loco?

Se trata de una pregunta habitual entre mis pacientes y que afecta a millones de personas que sufren Crisis de Pánico. El hecho de perder el control de tu cuerpo y de tus pensamientos te provoca un inmenso miedo a perder el control de tu mente, y por tanto a volverte loco.

Un síntoma de las crisis de angustia que influye en esta sensación de pérdida de control y de volverte loco es la despersonalización o desrealización.

Probablemente sea el síntoma más difícil de explicar, se trata de sentirte desconectado de tu cuerpo y de la realidad. Mis pacientes suelen describirla como “Me siento raro como si no fuera yo, como si estuviera drogado o en un sueño”.

No te estás volviendo loco. La desrealización es en realidad una protección de tu mente para desligarte del malestar de tu cuerpo producido por el Ataque de Ansiedad.

¿Puedo morir de un Ataque de Pánico?

Los ataques de ansiedad pueden ser muy desagradables, pero no son peligrosos. Muchos de mis pacientes han terminado varias veces en urgencias, preocupados por estar teniendo un infarto o por no poder respirar.

¿Es peligroso un Ataque de Ansiedad?

Es habitual confundir los Ataques de Ansiedad con paros cardiacos, crisis de asma, derrames cerebrales, etc..., ya que estas enfermedades comparten algunos síntomas y sensaciones.

También es habitual pensar que puedes morir ahogado debido a la falta de aire. Durante una Crisis de Ansiedad estas hiperventilando, por lo que es imposible que te ahogues. Aunque pueda parecer que no entra aire en tus pulmones, se trata sólo de una sensación de falta de aire. El mero hecho de poder hablar durante la crisis (aunque sea de forma forzada) significa que entra y sale aire.

El verdadero peligro de los Trastornos de Pánico, es que tu vida acabe girando alrededor de la ansiedad, y que acabes evitando todo tipo de situaciones. Se trata sin duda de un problema muy incapacitante.

Inicialmente evitas algo en concreto, pero poco a poco las situaciones que te producen ansiedad van aumentando y muchas personas acaban evitando incluso salir de casa.

¿Qué hacer durante un ataque de pánico?

La próxima vez que sientas que se aproxima un ataque de pánico, prueba lo siguiente:

  • No luches contra el ataque, sólo lo empeora.
  • Acepta tus emociones.
  • Quédate donde estás, si te es posible.
  • Respira despacio y profundamente.
  • Recuerda que el ataque pasará pronto.
  • Centrate en imágenes positivas, pacíficas y relajantes.
  • Recuerda que los ataques de Ansiedad no son peligrosos.

¿Cómo prevenir los ataques de ansiedad?

  • Lee todo lo que puedas acerca de los ataques de ansiedad. Saber a que te enfrentas te ayudará.
  • Aprende técnicas de relajación.
  • Practica Mindfulness o apúntate a actividades relajantes como el yoga.
  • Realiza ejercicio regularmente para reducir el estrés y la tensión.
  • Evita el alcohol, la cafeína, e incluso comidas y bebidas azucaradas, ya que pueden empeorar los ataques.
  • Acude a un psicólogo especializado en ansiedad.

¿Cuándo buscar la ayuda de un experto en ataques de ansiedad?

Si los ataques de pánico interfieren con tu vida, y dejas de realizar actividades que antes disfrutabas para evitarlos, es el momento de buscar ayuda para superar los ataques de ansiedad.

Si ves que pasan los meses y no consigues superar los ataques por ti mismo, busca la ayuda de un psicólogo. Esta vida son dos días, te pases uno sufriendo sin motivo.

Articulos relacionados

Ansiedad artículos relacionados | 📖 Blog Psicóloga Palma de Mallorca