6 Pequeños cambios para Dormir Mejor | Blog Psicóloga Palma de Mallorca

¿Tienes problemas para dormir? Hacer pequeños cambios en tu vida cotidiana puede ayudarte a dormir mejor.

Pequeños cambios para dormir mejor

Todos hemos pasado una mala noche. El día "sólo" tiene 24 horas, y nunca parecen suficientes. En esas ocasiones confías en tu "gran amigo", la cafeína y tratas de sobrellevar el día lo mejor que puedes hasta que llega la hora de dormir.

Insomnio | Noches interminables

El problema ocurre, cuando llega la hora de dormir, y simplemente no puedes. Das vueltas y más vueltas en la cama, tu mente divaga sobre lo ocurrido o lo que está por venir, y ves las horas pasar despierto. Hasta que finalmente, exhausto, tu cuerpo cede y consigues dormir un poquito. Al día siguiente, vuelves a tener obligaciones, lo que te obliga a levantarte pronto, e inicias nuevamente el ciclo de falta de sueño.

Así pasan los días, tu cuerpo no llega a recuperarse y estás cansado y con pocas energías para afrontar los retos y los obstáculos que aparecen en tu día a día. Dormir es necesario para que tanto tu cuerpo como tu mente puedan descansar, y puedas disfrutar de una vida plena.

Si tienes problemas para dormir, prueba a incorporar estos pequeños cambios en tu vida cotidiana.

1. Cena entre 2 y 3 horas antes de irte a dormir.

Una digestión pesada puede afectar a la calidad y cantidad de tu sueño. Lo ideal es cenar entre 2 y 3 horas antes de acostarte, para que tu cuerpo haya tenido tiempo de hacer la digestión. Tampoco se trata de cenar demasiado pronto, ya que podrías despertarte con hambre durante la noche.

2. Evita tomar cafeína durante la tarde/noche

La cafeína no nos afecta a todos por igual. Algunas personas pueden permanecer despiertas buena parte de la noche por haber tomado una taza de café a primera hora de la tarde. En cambio, otras personas pueden tomarse un café justo antes de acostarse y dormir tan tranquilos.

Si tienes problemas para dormir, evita el consumo de cafeína después de las 6 de la tarde (o incluso antes dependiendo de tu caso). Dale a tu cuerpo el tiempo que necesite para procesar la cafeína que has tomado durante el día. Evita té, café, cocacola, bebidas energéticas, e incluso bebidas descafeinadas ya que incluyen una pequeña cantidad de cafeína.

3. Evita usar el movil antes de acostarte

La luz brillante que emiten ordenadores, tablets y smartphones, hacen que tu cerebro piense que es más pronto de lo que es. Trata de evitar el uso de aparatos electrónicos al menos una hora antes de acostarte. De ese modo, tu cuerpo entenderá que es hora de relajarse y descansar.

4. Mantén rutinas para dormir.

Mantener rutinas es importante. Si cada día te acuestas sobre la misma hora, tu reloj interno se acostumbrará rápido, y tu cuerpo sabrá que ha llegado la hora de dormir.

5. Tu cama es tu santuario.

Muchas personas usan su cama como perchero, y dejan encima ropa, libros, aparatos electrónicos, etc, limitando el espacio disponible en su cama. Mantén tu cama despejada. De ese modo tu cerebro asociará la cama con descansar y dormir, en lugar de con ropa u otros objetos.

6. Deja de lado tus preocupaciones.

¿Te vas a dormir, y no paras de darle vueltas en la cama a lo que te ha pasado durante el día? ¿Piensas en lo que puede pasar al día siguiente? ¿En cómo vas a solucionar un problema? Una técnica que les funciona muy bien a mis pacientes de Palma de Mallorca es darse permiso para pensar en lo que les preocupa o activa durante 10 o 15 minutos antes de irse a dormir. Pasado ese tiempo aparcan sus preocupaciones y pensamientos relacionados. Puedes volver a ellos al día siguiente cuando te levantes si lo consideras oportuno, o si te preocupa olvidarte de algo interesante o importante, anótalo para retomarlo al día siguiente.

A menudo, pequeños cambios en tus hábitos pueden tener un gran impacto en la calidad de tu sueño, y ayudarte a dormir mejor.

¡Felices sueños! :)


Insomnio artículos relacionados | 📖 Blog Psicóloga Palma de Mallorca