Escribe tu propio camino

6 Problemas comunes en Terapia de Pareja

Blog tu psicóloga en Palma

La terapia de pareja puede ayudar a mejorar la relación de pareja de muchas formas. Por ejemplo, ayuda a las parejas a resolver conflictos, a aprender a comunicarse de manera efectiva, a entenderse mejor, a mejorar su conexión emocional y a fortalecer sus vínculos.

Naturalmente, las parejas pueden enfrentarse en terapia a obstáculos que impidan su progreso. Puede que tengan suposiciones erróneas acerca de cómo funciona la terapia, y ello evite su progreso. O puede que hayan retrasado mucho el momento de empezar a ir a terapia de pareja, lo que sólo agrava el problema.

  1. Querer que tu pareja cambie.

    Habitualmente mis clientes acuden a terapia de pareja, buscando que se produzca un cambio en su relación. Sin embargo, a veces lo que realmente quieren es cambiar el comportamiento de su pareja mediante la terapia.

    Por ejemplo, puede crean que su pareja gasta demasiado dinero, y quieren que el psicólogo cambie ese hábito en su pareja, sin cambiar ellos en nada.

    Sin embargo, en terapia de pareja, el objetivo del cambio es la relación de pareja. Ambas partes de la pareja tienen que hacer cambios para mejorar su relación. Ambos necesitan cambiar sus percepciones y comportamientos.

    Por ejemplo, en las parejas que quieren cambiar sus discusiones originadas por dinero, ambos tienen que examinar sus propios patrones de conducta con el dinero, y el papel que desempeñan en su relación.

  2. No reconocer tu responsabilidad.

    Otro obstáculo común es no aceptar tu propia responsabilidad en los problemas de la relación. Es habitual centrarte en lo que tu pareja ha hecho mal, diciendo frases como: "Es culpa tuya porque..." o "Lo hice porque tú primero hiciste...".

    Sin embargo, a fin de que la terapia de pareja sea eficaz, ambas partes deben reconocer cómo contribuyen a la discusión o problema, y trabajar en el cambio de su comportamiento. Por ejemplo: "Lo siento, sé que no expresé mi enfado de la mejor manera. Trataré hacerlo de otra forma en el futuro".

  3. Guardar secretos a tu pareja.

    Si bien no es necesario que compartas todos tus secretos, es aconsejable que compartas los secretos que afecten a tu relación.

    Algunas personas comienzan la terapia de pareja con un secreto - como una aventura o una adicción - y tienen la intención de mantener ese secreto durante la terapia. Según mi experiencia los clientes que continúan guardando secretos durante la terapia de pareja están engañándose a sí mismos y a sus parejas, y crean de un obstáculo más a la terapia, haciendo más difícil que se produzca un cambio real.

    Si estás manteniendo un secreto a tu pareja, ten en cuenta las implicaciones que tiene para tu relación. Los secretos pueden minar la confianza y la vida de los matrimonios. Pudiendo transformarse en gruesos muros para la intimidad de la pareja.

    Tu psicólogo puede ayudarte en el proceso de revelar secretos inconfesables, pero es tuya la decisión de compartirlos o no.

  4. No aplicar los cambios acordados.

    Las parejas pueden ponerse de acuerdo sobre lo que hay que cambiar en una relación para que mejore. Pero seguirlo y aplicar técnicas útiles durante una discusión puede ser difícil.

    Para superar este obstáculo, cada integrante de la pareja debe aprender a ser paciente con el otro y trabajar en equipo. En una discusión es importante que seáis capaces de identificar el momento en que la conversación empieza a estar fuera de control.

    En esos momentos es aconsejable tomarse un tiempo fuera en el que relajarse para poder reorientar la conversación. Ambas partes deben aprovechar el tiempo para calmarse, y ambos deben estar de acuerdo antes de reanudar la conversación.

  5. No confiar en la terapia

    Hay parejas que empiezan la terapia buscando una solución rápida o como ya he comentado antes, buscando sólo que el psicólogo les ayude a cambiar a su pareja. Sin embargo, para mejorar su relación, es importante que las parejas confíen en la terapia.

  6. Esperar demasiado tiempo.

    Muchas parejas utilizan la terapia de pareja como su última oportunidad antes de iniciar el divorcio. En estos casos es importante sopesar si vale la pena continuar la relación o si es mejor continuar cada uno por su camino de forma amigable.

    Si un conflicto está afectando negativamente a tu matrimonio o relación de pareja, y no desaparece, busca ayuda de un experto a tiempo. Cuanto más tiempo esperéis a iniciar la terapia más difícil será solucionar el problema, y más aumentan las probabilidades de que uno de los dos decida que no vale la pena tratar de salvar la relación.

Estoy especializada en orientación marital y terapia de pareja en Palma de Mallorca, para más información te recomiendo visitar mi página Terapia de pareja en Palma de Mallorca

Si te ha parecido útil este artículo, por favor compártelo. A cuanta más gente pueda ayudar, mejor. ¡Que tengas un día estupendo! :)

Articulos relacionados

  • Compartir

Terapia de pareja artículos relacionados | Blog Tu psicóloga en Palma de Mallorca