Miedo al despegue en avión

El miedo al despegue del avión es muy común incluso en personas que no sufren de aerofobia (fobia a volar), siendo considerada la fase más crítica del vuelo, provocando en muchas personas síntomas de ansiedad e incluso pensamientos de muerte inminente o ataques de pánico.

Avión despegando

Mientras la aeronave se separa del suelo, es habitual tener esa extraña sensación en el estómago (como si se moviera de su sitio) y aunque esta fase del vuelo tarda pocos minutos, algunas personas optan por tomar pastillas para calmar su ansiedad antes de despegar.

Miedo a volar y el despegue

El miedo al despegue en avión puede ser causado una o varias experiencias percibidas como traumáticas en viajes anteriores, aunque también puede provenir de otros temores, como el miedo a las alturas, a perder el control o a quedar atrapado abordo de la cabina.

Aunque en la mayoría de los casos el miedo principal suele ser a que avión sufra un accidente despegando o incluso durante el aterrizaje.

Sin duda un viaje en avión puede ponerle la piel de gallina a cualquiera, sobretodo si hay turbulencias, pero ¿realmente hay de que preocuparse?

¿Es realmente peligroso el despegue?

En su primer viaje, algunas personas dudan de si una gran aeronave será capaz de alzar el vuelo, pero lo cierto es que los aviones tienen potentes motores que son capaces de elevarlos en el aire con gran facilidad.

Si bien el despegue del avión es la fase más crítica del vuelo, los aviones han demostrado ser el medio de transporte más seguro, siendo mínima la posibilidad de sufrir un accidente de avión.

Se calcula que sólo se da un accidente grave de avión por cada 2.4 millones de vuelos, lo que significa que estadísticamente tendrías que volar unos 6 vuelos diarios durante algo más de 1000 años para sufrir un accidente mortal.

Todo ello se debe al gran despliegue de medidas de seguridad que se exigen en el entorno de la aviación, desde la formación y entrenamiento de los pilotos hasta la revisión exhaustiva de motores, tren de aterrizaje, alas y demás componentes del avión.

¿Y que hay de las turbulencias?

Seamos sinceros, las turbulencias son ese componente que puede asustar a cualquiera, pero los aviones están diseñados para volar a través de todo tipo de turbulencias sin sufrir apenas daños.

Tanto la torre de control del aeropuerto, como los pilotos, revisan los reportes meteorológico antes de volar, asegurándose de evitar las turbulencias más graves.

Y si bien algunas no pueden pronosticarse, según los expertos en aviación, el mayor peligro que suponen es que algún pasajero no lleve puesto el cinturón de seguridad y pueda salir despedido del asiento, golpeándose contra los compartimentos superiores que contienen las maletas.

Perdiendo el miedo a despegar

Si bien es posible superar la aerofobia y el miedo al despegue en avión, en los casos en que los síntomas de ansiedad sean muy intensos, puede ser recomendable recurrir a un psicólogo especialista en miedo a volar.

En cambio, si solo se trata de un nerviosismo o de ansiedad leve que aparece momentos previos o durante el despegue, suele bastar con seguir algunos consejos:

  • Elige un asiento lejos de la ventana.
  • Para sentir menos las turbulencias escoge un asiento en la parte delantera.
  • Tararea o escucha una de tus canciones favoritas.
  • Relájate conversando con alguien.
  • Descargate una aplicación anti-estrés
  • Lee un libro, una revista o escucha un podast
  • Mira una película o serie

El despegue dura sólo unos minutos, y enseguida habrá acabado.

Trata de centrarte en otra cosa y relajarte.

Te deseo que tengas un buen vuelo y un estupendo viaje 😄

Articulos relacionados

Referencias

Esta web usa cookies, puedes ver la política de cookies, aquí -
Política de cookies +