Control de la ira Palma de Mallorca ▷Tratamiento

¿Quieres aprender a controlar tu ira? ➤ Puedo ayudarte. Tengo amplia experiencia tratando problemas de ira en mi despacho de psicología en Palma de Mallorca

Todos experimentamos oleadas de ira de vez en cuando. Nuestros enfados tienen un motivo evolutivo. Nos ayudan a detectar y a responder a situaciones de amenaza o nos motivan a cambiar aspectos de nuestra vida con los que no somos felices.

Aprende a controlar tu ira en mi consulta de Palma de Mallorca

Pero la ira incontrolable y constante puede ser una emoción muy destructiva y peligrosa afectando negativamente a tus relaciones interpersonales e incluso a tu salud.

¿Está la ira arruinando tu vida?

¿Alguna vez estás tan furioso que quieres gritar, tirar algo o agredir a alguien? ¿Tu pareja te enfurece tanto que le gritas con frecuencia? ¿Tienes pensamientos de querer herir a tus hijos o a tu mascota, porque no dejan de irritarte?

La ira y las altas dosis de adrenalina desencadenan reacciones fisiológicas, tales como la elevación del ritmo cardíaco, el aumento de la temperatura corporal y palpitaciones. Un nivel e intensidad elevados, durante un período de tiempo prolongado pueden conducir a graves problemas de salud tanto físicos y psicológicos, incluyendo entre otros depresión, ansiedad, presión arterial alta y defensas bajas del sistema inmunológico .

Los ataques repetidos de ira también pueden tener un impacto devastador en nuestras relaciones sociales, tanto profesionales como personales.

Si tu ira es una causa de angustia para ti y para los que te rodean, es recomendable que aprendas a controlar la ira con la ayuda de un experto.

¿Reconoces estos síntomas de la ira?

  • Irritabilidad
  • Pensamientos acelerados
  • Arrebatos
  • Mal Carácter
  • Violencia
  • Tendencia a Autolesionarse
  • Discusiones acaloradas
  • Gritos y Amenazas
  • Ataques verbales

¿Existe alguna cura para la ira?

La ira no es algo que puedas suprimir. Se trata de una emoción normal y saludable que compartimos todos. Tu ira no es el problema. El problema surge cuando tu ira se vuelve incontroblable y pierdes el control de tu comportamiento, lo que puede llevarte a la violencia, abuso, adicciones, problemas con la ley...

Si bien no puedes curar la ira, puedes controlar la intensidad y el efecto que producen en ti y puedes aprender a desarrollar más paciencia frente a las personas y situaciones que no puedes controlar.

A menudo, las personas con problemas de ira tratan de reprimir sus sentimientos, creyendo que son inapropiados. Pero suprimir la ira no hará que tu malestar emocional desaparezca. Habitualmente genera más impaciencia y hostilidad, pudiendo manifestarse mediante una explosión incontrolada de rabia.

Es importante comprender y liberar la ira sin negarla.

Terapia para controlar la ira

No puedes controlar las situaciones que provocan tu ira, por mucho que te esfuerces en evitarlas, siempre habrá una nueva situación que te enfurezca, pero si puedes aprender a controlar tu actitud hacia esas situaciones. Un psicólogo te puede ayudar a controlar, desde un leve enfado, hasta una explosión de rabia.

En la seguridad de la sala de terapia, puedes explorar los factores desencadenantes de tu ira y aprender las habilidades que necesitas para ser capaz de manejar la ira de forma más eficaz.

Durante la terapia, aprenderás a comunicarte de forma menos agresiva y a reemplazar comportamientos destructivos por otros más constructivos.

Control de la ira en Palma de Mallorca

A lo largo de los años, he comprobado en mi despacho de psicólogía de Palma que la Terapia Cognitivo Conductual es muy eficaz para el tratamiento de problemas de ira.

A grandes rasgos incluye los siguientes pasos:

  • Identificar las situaciones o circunstancias de tu vida que activan tu ira.
  • Ser consciente de los pensamientos y emociones que desencadenan y mantienen tu ira.
  • Reaprendizaje de patrones de pensamiento y conductas más saludables y positivos.

Si realmente quieres cambiar, puedo ayudarte a controlar tu ira y a encontrar un tipo de vida más equilibrado, tanto para ti, como para los que te rodean.

No dudes en contactar conmigo si tienes preguntas o si quieres concertar una cita.