Elige tu propio camino

El impacto psicológico en problemas de fertilidad

➤Blog Psicóloga Palma de Mallorca

Fertilidad: Tener una familia y ser padre o madre es una parte importante de la vida. Los medios de comunicación nos inundan de imágenes de familias felices con hijos que crecen en un ambiente feliz y seguro en el hogar.

¿Pero qué pasa si nuestros planes de familia no llegan a buen término? ¿Qué pasa si tu fertilidad se convierte en un problema? ¿Cómo afecta a tu estabilidad emocional y a tu vida?

Efecto psicológico de los problemas de infertilidad

Los problemas prolongados de fertilidad puede conducirte a trastornos de ansiedad y depresión.

El tratamiento de fertilidad puede ser un momento muy difícil para cualquier pareja, donde puedes sentir que es un ciclo interminable de pruebas, días específicos donde es una obligación tener sexo y pruebas de embarazo, donde se repite una montaña rusa de emociones, expectativas y decepciones cada vez que el embarazo no llega.

Es fácil que cada día se convierta en secundario, una espera de los días señalados del tratamiento. Las subidas y bajadas emocionales pueden provocarte emociones negativas como tristeza, frustración e ira, que se apoderan poco a poco de tu vida cotidiana.

Efectos psicológicos de los problemas de fertilidad

Los problemas de fertilidad pueden ser un campo de minas emocional para las parejas. La necesidad de formar una familia es perpetuada por nuestra sociedad, por lo que para muchas mujeres, cualquier amenaza a su maternidad puede afectar a la imagen que tienen de sí mismas como mujeres.

A medida pasa el tiempo y tus expectativas no se cumplen, aumenta el vacío en tu interior, y suele aflorar el sentimiento de que tu cuerpo te ha traicionado negándote el bebé que ansías. Es fácil que acabes desarrollando un un trastorno depresivo y/o ansioso.

El ciclo menstrual actúa como un doloroso recordatorio mensual de otro mes que ha transcurrido sin conseguir el embarazo y puede llevar a largos periodos de bajo estado de ánimo o de depresión.

Amigos y familia: Ayuda y Estorbo

Estos sentimientos de pérdida y de fracaso pueden ser incrementarse cuando amigos y miembros de la familia, en particular los hermanos, comienzan a iniciar sus propias familias, pudiendo convertirse ser un momento especialmente difícil para aquellos que tienen problemas para concebir.

Es fácil sentirse excluido viendo que las parejas que te rodean van a tener un hijo o ya tienen niños saludables y felices. Percibes que estás tratando por todos los medios de tener un hijo, mientras los que te rodean tienen hijos sin esfuerzos, y dedican su tiempo y energía a sus nuevas familias. De este modo, es habitual percibir que has perdido parte de tu red de apoyo, familia y amigos.

Un problema asociado es que los que te rodean te preguntan cuándo vas a iniciar una familia. Puede serte fácil catalogar a estas personas como entrometidas o pensar que preguntan constantemente sin pensar en el daño que pueden hacerte, sin embargo, es importante recordar que estas personas pueden no ser conscientes de los problemas que estás experimentando. Por supuesto eso no cambia el impacto que tales preguntas pueden tener en ti y en tu pareja.

Si se sientes cómod@ hablando sobre tus problemas de fertilidad y crees que estás list@ para hablar con alguien, entonces se honest@. Hablar de tus sentimientos y emociones puede ser un gran alivio.

Problemas de Fertilidad en los hombres.

Si bien los hombres, en general, no están presionados en el mismo grado por la sociedad, las dificultades de conseguir el embarazo, así como el tratamiento posterior pueden desencadenarles emociones difíciles de llevar. Sobre todo cuando los problemas de infertilidad están relacionados con un recuento bajo de espermatozoides o a la baja calidad del esperma.

Los problemas masculinos de fertilidad puede incluir un bloqueo en el conducto eyaculador que puede impedir que el esperma se mezcle con el líquido seminal, espermatozoides irregulares con forma inusual y poca movilidad o Varicocele (vena dilatada) que elevan la temperatura del escroto y puede afectar a la producción de esperma afecta. Todos estos problemas se pueden tratar si se busca la ayuda adecuada.

La virilidad es a menudo parte de la identidad masculina, lo que unido a creencia de que tiene que ser un apoyo fuerte para su pareja, puede llevar a sentimientos negativos relacionadas con la culpa y el fracaso.

Sexo y Horarios

Cuando buscas el embarazo, es fácil que el sexo se convierta para ti en una obligación más, una tarea que realizar a un día y hora determinados, quitándole todo el romance y la chispa. Es crucial en momentos como este, que toméis tiempo para vosotros mismos, para que el amor y la conexión que os llevaron a querer tener un hijo juntos perdure cuando finalmente tengáis un bebe.

Costes del Tratamiento de fertilidad

Otra fuente de posible conflicto entre la pareja es el alto coste del tratamiento si se realiza en una clínica privada, pudiendo derivar en discusiones continuas y tensiones en la relación de pareja. El intenso anhelo de tener un hijo, y las frustraciones posteriores, añadido al alto coste de algunos tratamientos puede llevar a la ruptura de la relación.

Cuando dejar de intentarlo

Un momento particularmente difícil para las parejas que se someten a un tratamiento de fertilidad, es cuando los diferentes tratamientos realizados fallan y tienen que tomar la decisión de si deben continuar adelante.

Obviamente decidir abandonar el sueño de formar una familia es una decisión sumamente difícil de tomar, pero es importante recordar que para poder continuar adelante con una vida plena podrías tener que aceptar el hecho de que es posible que no puedas tener un hijo biológico.

Tanto la comunicación de pareja, como la comunicación con los médicos es de vital importancia a la hora de decidir si el momento adecuado para dejar de intentarlo. Es tu decisión, sabrás cuándo ha llegado el momento adecuado de aceptar la situación.

Articulos relacionados