Escribe tu propio camino

Relación de pareja: Solución de conflictos cuando se vive con niños.

En todas las relaciones de pareja existen momentos en los que no estamos de acuerdo. Es maravilloso que los niños tengan en sus padres un modelo de cómo resolver los desacuerdos. Es importante para ellos saber que no siempre tenemos que estar de acuerdo, pero que nos respetamos y queremos.

resolución de conflictos delante de los niños
Los niños necesitan vernos pedir lo que necesitamos sin atacar a la otra persona.

¿Cómo manejar los desacuerdos inevitables que surgen en una relación cuando se vive con los niños?

  • Cuando tu pareja o tú comenzáis a sentiros irritados, es la señal para hacer exactamente lo que haríais (o deberíais hacer) si estuvierais irritados con vuestro hijo: respirar! Ese es tu botón de pausa. Te da la oportunidad de darte cuenta de que tu pareja no es el enemigo. Recuerda que quieres a tu pareja y que podéis resolver esto.
  • Si puedes mantener el equilibrio necesario para discutir el tema, hazlo. Tus hijos se beneficiarán de verte:
    • Reconocer el problema. “Me estreso cuando llegamos tarde a un lugar. Me gustaría que pudiéramos salir con tiempo de casa."
    • Escuchar el malestar de tu pareja. Respira. Muérdete la lengua. Ya tendrás la oportunidad de expresar tu punto de vista. Todo el mundo tiene una perspectiva válida y necesita sentirse escuchado.
    • Empatiza con el punto de vista de tu pareja, entender cómo se siente.
    • Expresa tu opinión sin culpar ni atacar.
    • Reconocer tu parte de culpa.
    • Si uno de los dos empieza a culpar al otro, esa es la señal para volver a la zona de seguridad. "Esto es molesto para los dos. Pero nos queremos y podemos arreglar esto."
    • Acordar una solución para el futuro. Por ejemplo, "ponernos de acuerdo en empezar media hora antes de salir de casa y preparar todo entre los dos”.
  • Si la conversación comienza a subir de tono, parad. No espereis a que la discusión esté fuera de control. Aplazad la discusión a otro momento en que estéis más calmados y podáis llegar a una solución.
  • ¿Qué pasa si uno de los dos se siente incapaz de aplazar el tema? Escríbelo. ¡En serio! "Desacuerdo a resolver: salir de la casa con tiempo para no llegar tarde." Poned la nota en un lugar privado que hayáis acordado. Acordad hablar de ello más tarde y estableced un momento para hacerlo.
  • ¿Qué pasa si todavía estás enfadado? Recuerda que quieres arreglar las cosas con tu pareja y la ira no te ayuda a hacerlo. Haz lo que tengas que hacer para calmarte y cambiar tu estado de ánimo, como respirar profundamente diez veces, sacudir las manos, encontrar algo por lo que estar agradecido. Tan pronto como puedas, dile a tu pareja "Necesito un abrazo" y dale un gran abrazo.
  • Detén el resentimiento. Sólo déjalo ir por ahora. Piensa "hemos hecho un acuerdo para hablar de esto más tarde. Busco soluciones, no culpables." Nota los sentimientos escondidos tras ira. ¿Estas enfadad@ por no te siente escuchad@?

    ¿Se tranquilizará también tu pareja? A veces, pero incluso si no lo hace, podrás comunicarte de forma más eficiente y las cosas cambiarán en breve.
  • Por la noche cuando los niños estén en la cama escuchaos. Expresa tu malestar hablando de los sentimientos que están por debajo de la ira, de lo que puedas necesitar, en lugar de atacar a tu pareja. Por supuesto, se necesita una gran madurez, pero si realmente quieres resolver las cosas, esta es la mejor manera.
  • Al día siguiente, asegúrate de compartir con tus hijos que resolvisteis la situación. “Recuerdas ayer cuando estaba molesto con mama por… Hemos hablado y hemos llegado al acuerdo de..."
  • ¿Qué pasa si no podéis llegar a un acuerdo? Estad de acuerdo en que no estáis de acuerdo. Explica a tus hijos que es un tema complicado y que puede llevaros un tiempo tomar una decisión.
  • Mantén una buena relación de pareja y muestra a tus hijos las cosas buenas también. Asegúrate de que tus hijos ven que os queréis.

Los niños necesitan ver que es más importante quererse, que tener la razón.

Si te ha parecido útil este artículo, por favor compártelo. A cuanta más gente pueda ayudar, mejor. ¡Que tengas un día estupendo! :)

Articulos relacionados

  • Compartir

Terapia de pareja artículos relacionados | Blog Tu psicóloga en Palma de Mallorca