Trastornos de Personalidad.

Tratamiento en Palma de Mallorca

¿Qué es un Trastorno de Personalidad?

Como seres humanos, cada uno de nosotros tenemos nuestras propias maneras de pensar, sentir y comportarnos. Por ejemplo, algunas personas son más tímidas y reservadas, mientras que otras son más animadas.

Palma de Mallorca tratamiento de los Trastornos de Personalidad

Un Trastorno de Personalidad afecta de manera significativa a tu calidad de vida.

Si bien podemos cambiar nuestro comportamiento para satisfacer las necesidades de las diferentes situaciones sociales (podemos actuar de manera muy diferente frente a nuestros amigos o de nuestra familia que en la presencia de nuestro jefe) por lo general nuestros patrones de conducta son bastante predecibles.

Estos patrones de conducta definen generalmente nuestra personalidad y aunque nuestra personalidad no suele cambiar drásticamente de la noche a la mañana, si puede modificarse sutilmente con el tiempo, a partir de nuestras experiencias, ayudándonos a hacer frente a los retos de la vida diaria de forma más efectiva.

Sin embargo, para algunos de nosotros, una parte de nuestra personalidad se desarrolla de tal manera que nos dificulta convivir con los demás y con nosotros mismos, diagnosticándose en muchos de estos casos un trastorno de la personalidad. Estos trastornos pueden ser muy angustiantes tanto para el individuo que los sufre, como para sus seres queridos.

Si tienes un desorden de personalidad, puede que te resulte difícil crear o mantener relaciones sociales, controlar tu comportamiento o mantenerte lejos de los problemas. Tener un trastorno de la personalidad puede hacerte la vida muy difícil, hacer que te aísles, provocarte problemas de la salud mental, como son depresión o ansiedad o crearte una adicción, ya sean a una droga o a alcohol.

Trastornos de la Personalidad: Tipos y síntomas

La clasificación de los diferentes tipos de trastornos de personalidad está envuelta en controversia, debido a que muchos argumentan que las personalidades humanas son demasiado complejas para clasificarlas correctamente en trastornos separados. En cualquier caso a continuación describo brevemente la clasificación más aceptada.

Al leer las descripciones de estos trastornos puede ser fácil de identificarte con algunos aspectos de tu propia personalidad. Sin embargo es importante conocer que en el caso de un trastorno de personalidad estos rasgos son extremos y causan problemas significativos en la vida cotidiana de la persona que lo padece, y en las personas que le rodean. También es importante saber que si bien algunas personas tienen un solo tipo de trastorno de ansiedad, otras personas pueden tener dos o más.

  • Trastorno límite: muestra cambios de humor repentinos y le resulta difícil controlar sus emociones. Son impulsivos y hacen amistades rápidamente, pero luego las pierden con facilidad. A menudo tienen pensamientos de suicidio y autolesiones. Suelen tener sentimientos frecuentes de vacío y aburrimiento y explosiones de ira. Les aterra estar solos.
  • Antisocial: agresivo, no se preocupa por herir los sentimientos de los demás, ni por el hecho de participar en actividades delictivas. Son impulsivos y muestran falta de remordimientos y dificultad para mantener compromisos a largo plazo, tales como relaciones y trabajo.
  • Esquizoide: emocionalmente frio, no desea tener relaciones sociales cercanas. Muestran poco interés en mantener actividad sexual con otras personas y evitan las actividades sociales.
  • Esquizotípico: muestra comportamiento y creencias extrañas (por ejemplo, en extraterrestres), dificultad para pensar y hablar. Muestran desconfianza y paranoia y excesiva ansiedad social. Se aferran a sus extrañas creencias tan fuertemente que tienen dificultad para establecer y mantener relaciones cercanas.
  • Paranoide: desconfiado, hostil y sensible al rechazo. Tienden a guardar rencor, y a preocuparse por los motivos ocultos de los que les rodean.
  • Histriónico: dramatiza los eventos, es egocéntrico y fácilmente influenciable. Anhelan la emoción y muestran una excesiva preocupación por la apariencia física. Cambian rápidamente entre diferentes estados emocionales.
  • Narcisista: egocéntrico en exceso, mostrando una preocupación extrema por sí mismo. Carecen de empatía con otras personas y son manipuladores.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo: perfeccionista, sensible a la crítica, inflexible y demasiado cauteloso. Muestran preocupación por los detalles.
  • Dependiente: pasivo, depende de otros para tomar decisiones. Se sienten desesperados e incompetentes, temen el abandono y evitan responsabilidades. Hacen lo que los demás quieren que hagan y es fácil herirles con críticas.
  • Evitativo: Extremadamente ansioso, inseguro, tímido y sensible a las críticas. Tienen un deseo exagerado de ser queridos y aceptados.

Tratamiento ¿Cómo puede ayudar a tratar un trastorno de personalidad?

Para aquellos que luchan con la realidad del día a día de vivir con un trastorno de la personalidad, es fácil sentir que no hay salida. Sentimientos intensos de aislamiento, ira, vergüenza y el resentimiento pueden acumularse con consecuencias explosivas para ti y para las personas que te rodean. Sin embargo, con la ayuda de un psicólogo, muchas personas son capaces de cambiar su forma de pensar y comportarse, allanando el camino para una vida más satisfactoria.

Entre los tratamientos disponibles para tratar los trastornos de personalidad hay que destacar la Terapia Cognitivo Conductual, que ayuda a identificar y cambiar patrones de conducta y de pensamiento negativos.

Tratamiento de los trastornos de Personalidad en Palma de Mallorca

En mi consulta de Palma trabajo con frecuencia con personas afectadas por trastornos de personalidad. No dudes en llamarme si tienes preguntas o si quieres concertar una cita.

Sígueme

  • facebook Tu psicóloga en Palma
  • twitter Tu psicóloga en Palma
  • google+ Tu psicóloga en Palma