6 Consejos Psicológicos para tener más Confianza en ti mismo

Blog Tu Psicóloga en Palma de Mallorca

Consejos para mejorar la confianza en ti mismo

La confianza en uno mismo es un tema con lo que todos tenemos que lidiar en nuestras vidas. Queremos sentirnos seguros de nosotros mismos, pero aparecen ecos de duda en nuestra mente siempre que queremos hacer algo arriesgado o intentar algo nuevo.

Estos ecos nos dicen que debemos ir por el camino seguro y hacer las cosas como siempre las hemos hecho para evitar hacernos daño, sentir vergüenza, o sentirnos rechazados. No siempre tienes que escucharlos. De hecho, hacer las cosas de un modo que salga de tu circulo de confort, es una buena forma de desarrollar confianza en ti mism@.

Cultivar la confianza en ti mism@ es el primer paso hacia una autoestima sana y hacia el crecimiento personal, pero no es fácil para la mayoría de la gente. Con el fin de fomentar la confianza, puede que tengas que hacer algo que nunca has hecho o pensar de una forma distinta.

Los siguientes consejos son una buena forma de empezar:

Enfréntate a tu miedo

Estar asustado es por lo general la raíz de la falta de confianza en uno mismo. Cuando tienes miedo del resultado de una situación, es poco probable que entres en ella sintiéndote seguro. Hasta que no te enfrentes a tu miedo, te controlará y hará que la voz de la duda sea más fuerte.

Piensa en un miedo al que te enfrentaste en el pasado y recuerda cómo te sentiste tras enfrentarte a él con éxito. Es muy probable que te sintieras liberad@ y orgullos@, e incluso puede que quisieras repetir otra vez.

Trata de hacer algo que te asusta una vez a la semana o una vez al mes y verás como tu confianza crece rápidamente.

Debes estar dispuest@ a fallar y a aprender de tus errores.

Si no has fallado nunca significa que no lo has intentado nunca. Para tener éxito de verdad, tienes que estar cómodo con la posibilidad de fallar. Cuanto más falles, más oportunidades tendrás de aprender y crecer. Acepta tus errores y utilízalos para impulsarte hacia adelante.

El fallo a menudo parece ser el final del camino, pero lo más probable es que sea sólo el comienzo. Una vez que aceptes la decepción inicial, podrás avanzar en mejores condiciones de tener éxito la próxima vez. Al tomar riesgos y estar dispuest@ a fallar, aprenderás a creer en ti mism@ y en tus capacidades.

Ten en cuenta que todos los avances de la humanidad están basados en el ciclo ensayo error, hasta dar finalmente con la solución. Si los hermanos Wright se hubieran desanimado con su primer fracaso, ¡Hoy en día no podríamos volar!

Duda de tus dudas

La duda es el mayor enemigo de la confianza. Nos mantiene en una sensación de incertidumbre y, a veces, incluso nos hace un poco cínicos. Si empiezas a dudar de ti mism@, contrarresta dudando de tus dudas. Cuestiona lo que te dicen tus dudas.

Tal vez tu duda es: “Realmente no soy nada bueno en esto." Cuestiona estas creencias que te limitan en cuanto se presenten. Probablemente te darás cuenta de que no hay muchos hechos que respalden la afirmación dudosa.

Reafirma tus logros, puntos fuertes y habilidades.

Las personas que carecen de confianza en sí mismos tienden a centrarse más en sus debilidades que en sus puntos fuertes. Haz una lista de tus logros, habilidades y talentos. Se honest@ y trata de leer o recordar esta lista a diario para ensalzar tus puntos fuertes.

No dudes en escribir algo como "Soy estupend@" en el espejo después de ducharte. Aunque puede parecer un cliché, funciona. Tendemos a creer en los mensajes a los que estamos constantemente expuestos, si no me crees, pregúntale a un directivo de publicidad.

Tu confianza está enormemente influenciada por tus pensamientos diarios, especialmente los pensamientos recurrentes. La constancia es la clave para un cambio duradero. Si quieres tener más confianza, crea el hábito de recordarte a tí mism@ tus logros y habilidades.

Siente confianza en ti mism@

Simula tener confianza hasta que la tengas.

Cuando te sientas nervios@ e insegur@, deténte un momento, cierra los ojos y piensa en un momento en que te sentiste confiad@ y segur@ de tí mism@. Utiliza todos tus sentidos para traer de vuelta a ese momento. Al hacerlo, serás más capaz de cultivar ese sentimiento en el momento presente.

Elije una postura corporal que te transmita más confianza en ti mism@. Vístete de una manera que te haga sentir bien. Si te ves bien, te sentirás bien y sentirse bien a menudo conduce a una mayor confianza en uno mismo.

Fija una meta realista y lógrala

Tus logros contribuyen en gran medida a tus sentimientos de confianza. Al comprometerte a conseguir una meta y seguir adelante con ella, aprenderás a confiar más en ti mism@ y en tus habilidades.

A menudo, hacemos promesas antes de empezar el año nuevo, que requieren un gran cambio, pero durante el año las dejamos de lado. Por ejemplo las personas que hacen ejercicio una vez al mes, prometen que harán una hora de ejercicio todos los días y casi inevitablemente tras una semana o dos se dan por vencido. Al no cumplir las promesas que nos hacemos perdemos la confianza y la fe en nuestras capacidades y nuestra confianza sufre como resultado.

Los grandes cambios requieren una gran cantidad de tiempo, esfuerzo y dedicación. Al establecer nuevas metas, se realista y asegúrate de que tus metas son alcanzables. Empieza por pequeñas metas. Al seguir adelante para conseguir tus metas, por pequeñas que sean, aprenderás a confiar en ti mismo y ganarás en confianza en lo que eres capaz de hacer.

----------

Si realmente deseas tener más confianza en ti mism@, prueba con una de las anteriores sugerencias. Céntrarte en una sóla sugerencia. Si tratas de hacer todas a la vez, puedes acabar sintiéndote abrumad@. Ganar confianza en ti mism@ requiere de tiempo. Ten paciencia, el viaje se empieza con un sólo paso, dando un paso tras otro llegarás a tu destino sintiéndote más confiad@ y capaz.

Articulos relacionados

  • Compartir

Sígueme

  • facebook Tu psicóloga en Palma
  • twitter Tu psicóloga en Palma
  • google+ Tu psicóloga en Palma